d
aboutnewssportsvvvarchivekchpcontact
dquiénes somosnoticiasanunciosarchivocontactod

El renovado Parque Mulkey abre de nuevo


Bueno, si lo construyes, ellos vendrán. Esa es la historia del Parque Mulkey, un venerable campo de béisbol ubicado en el Westside de la ciudad, en el número 1100 de la calle Summit. El diseño del parque ofrece una vista majestuosa de la ciudad, y abajo, la planicie aluvial de los ríos Missouri y Kansas.

Según el presidente de Guadalupe Centers Inc., (GCI, por sus siglas en inglés), Cris Medina, el parque ha sido un recurso para la comunidad que data de los años 20 y los años 30, cuando la actividad organizada en torno al juego de béisbol era el centro de atención.

El parque había tenido mejores años, hasta que una renovación financiado por la Liga Mayor de Béisbol, hace unos años, ayudó a convertir el diamante decolorado en algo diferente. Este fin de semana pasado, el campo tomó otro brillo en su imagen cuando se llevo a cabo una ceremonia de inauguración a la que asistieron representantes de Scotts, Los Reales de Kansas City, las Grandes Ligas y la Fundación Cal Ripken, Sr., donde se celebró la apertura del recientemente reformado campo de béisbol.

“Las mejoras realizadas en el campo incluyen: se cubrió con césped la zona del diamante, un nuevo montículo de arcilla para el lanzador, nuevas cajas de bateo, enarenado de los trayectos de base, se restauro el arco del diamante, y la restauración del área de ensayo de campo”.

“Estas reformas de campo son sólo una manera en que podemos retribuir a los jóvenes y las comunidades en todo el país”, dijo Josh Peoples, vicepresidente y gerente general de Scotts. “El animar a los aficionados y familias, para que salgan a la calle y disfruten de actividades como el béisbol, es de lo que se trata este programa”.

“Estamos aquí, hoy, para dedicar éste parque a los jugadores, a los niños, todos los que han hecho especial el PLAY BALL. Se trata de un parque que se dedica a asegurarse de que se recupere la energía del béisbol en el interior de la ciudad y, en esta comunidad, en particular, con este bello horizonte, dijo el alcalde Sly James mientras él y los jóvenes jugadores de béisbol cortaban el listón del nuevo parque.

PLAY BALL, es una iniciativa conjunta entre la MLB, USA Béisbol y USA Softbol. Además de fomentar la participación, tanto en las actividades formales e informales del béisbol y softball, PLAY BALL tiene como objetivo dar a los niños la oportunidad de disfrutar del juego en un ambiente divertido, poniendo de relieve las muchas maneras de béisbol y softbol en que pueden ser jugados y ofrecer experiencias memorables; presentar a los jóvenes el deporte que de otra manera no tienen la oportunidad de experimentar; y ofrecer una opción de estilo de vida saludable y activa, donde muchas de esas oportunidades se están ofreciendo con menos frecuencia.

Una de las cosas que las personas que visitan el parque se darán cuenta de inmediato, es la adición de una superficie de césped en el campo. Bajo una donación de la Fundación Cal Ripken, se re encarpeto con césped el campo y se instaló un sistema de riego subterráneo.

“Esto es algo nuevo. Esto es como tener una alfombra sobre la que juegas”, dijo un entusiasmado Medina. “Nunca habíamos tenido estos campos tan bonitos, a menos que fueras a los complejos con las mejores instalaciones. Ahora no tenemos que llevar a nuestros hijos fuera de la ciudad, podemos hacerlo aquí. Podemos ir al Condado de Johnson. Puede ir al norte del río. Ahora tenemos uno en el interior de la ciudad. Somos uno de los pocos”.

Manuel “Conejo” Hernández, responsable de la programación deportiva de GCI, hablo con entusiasmo sobre el nuevo campo. A él le gusta el corte del césped en el campo y mientras que algunos pueden pensar que es un obstáculo, él lo ve como una ventaja.

“Me gusta porque hace que los niños sientan que están jugando en el estadio de Los Reales. La otra cosa, es la pelota, toma un rebote diferente ahora y hay que adaptarse. Con el campo de tierra era más rápido y con el césped va a hacer que haga algunas cosas raras en ocasiones. A la larga, a una gran cantidad de gente le gusta”, dijo.
Las renovaciones eran necesarias desde hace mucho tiempo según Hernández.

“Estamos creciendo demasiado. Ahora hay más niños que quieran jugar a la pelota”, explicó. “Tal vez sea porque Los Reales están ganando. Estamos obteniendo buenas asistencias como se puede ver esta mañana. Los números van realmente para arriba. Nuestros equipos de t-ball van hacía otra división, que se llama machine pitch y de ahí lleva al béisbol regular. El año que viene probablemente tendremos cuatro equipos en diferentes divisiones”.

El estadio de béisbol está recibiendo una gran cantidad de solicitudes para su uso. El campo está configurado específicamente para el béisbol jugado por los niños y los jóvenes que llegan hasta el octavo grado y, para el softbol de lanzamiento rápido para niñas, hasta el doceavo grado. GCI gestiona el campo bajo contrato con el Departamento de Parques y Recreación de KCMO. Medina hizo hincapié, en que si bien hay un deseo de abrir el campo, se diseño específicamente para los deportes juveniles.

“Sí, hay una gran cantidad de personas nuevas que están llegando (a la zona del Westside y sus alrededores) y hemos tenido una gran cantidad de peticiones sobre este parque, pero hay otros parques, incluso en la zona del Westside, como Jarboe y Observation, donde la gente podría jugar, aparte de usar este campo”, dijo Medina.

John Mayberry, grandioso ex primera base de Los Reales, asistió a la ceremonia de corte de listón y es un fan de la jardinería y alfombra verde que cubre el campo.

“El tener un campo verde y un gran lugar para jugar al béisbol, en un entorno cómodo y, el tener un buen apoyo de los padres; éste simplemente un gran lugar. El béisbol, desde que se inventó, ha sido algo que une a las personas”, agregó.

Mayberry ve una conexión entre su propia carrera y la comunidad latina.

“Sabes que si no fuera por los latinos, creo que no hubiera jugado en las Grandes Ligas, en el sentido de que cuando era joven, cuando firmé con los Astros de Houston, solía ir a la República Dominicana y jugar béisbol en la época de invierno y he tenido algunos grandes maestros. Conocía a todos los Alous, Rico Carti, y al grandioso Juan Marichal. Me enseñaron algo y me ayudaron a superar el bache de la Triple-A hasta las grandes ligas. Doy gracias a Dios Todopoderoso por una carrera de 15 años”.