d
aboutnewssportsvvvarchivekchpcontact
dquiénes somosnoticiasanunciosarchivocontactod

Google Fiber/HUD luchan por cerrar brecha digital


El servicio de Internet de alta velocidad gigabit de Google Fiber está ahora al alcance de todos los niños y adultos que viven en la comunidad de viviendas West Bluffs, en Kansas City, Missouri.

Las cien residencias, todas, han sido cableadas de forma gratuita por Google Fiber. ConnectHome, es una iniciativa del Departamento de Vivienda de EU y Desarrollo Urbano (HUD, por sus siglas en inglés) y de la Casa Blanca que comenzó la semana pasada para acelerar la adopción de banda ancha por las familias en viviendas públicas, y así ayudar a reducir la brecha digital.

El programa ConnectHome fue anunciado el pasado mes de julio por el Secretario de HUD, Julián Castro, y trae el acceso de un Internet asequible a los residentes de viviendas públicas en 27 ciudades y a la Nación Choctaw, en Oklahoma.

Castro regresó a Kansas City y, junto con Dennis Kish, vicepresidente de Google Fiber, anunció que los niños y las familias en West Bluffs podrán acceder a Internet desde el interior de sus hogares.

“Como el presidente Barack Obama lo ha dicho, el acceso a Internet ya no es un lujo, es una necesidad”, dijo Castro.

Los estudios nacionales revelan que en muchas familias de bajos a moderados ingresos tienen acceso a Internet a través de sus teléfonos celulares. La conexión a través del teléfono puede llevar al uso de datos y tratar de hacer la tarea en su teléfono celular puede ser un trabajo tedioso.

La residente Tamara Butler, no tiene una computadora y ha estado trabajando en las historias clínicas para el Centro Médico de la Universidad de Kansas a través de su teléfono celular.

Ahora que su residencia ha sido cableada, Butler comprará un equipo en Connecting for Good, una organización sin fines de lucro que ofrece computadoras restauradas para las familias de bajos ingresos a costos nominales.

“El trabajar en la pequeña pantalla del teléfono y tratar de llenar las gráficas, era difícil de hacer y tomaba un largo tiempo”, dijo Butler.

Antes de tener la conexión, se preocupaba de cómo su hijo Willy haría su tarea. Mientras él se acerca a la edad escolar, sabía que todos los comunicados de la escuela vendrían a través de correos electrónicos y sus libros de texto podrían ser descargados en los ordenadores.

“Cuando vivía en Texas, las escuelas enviaban mensajes de correo electrónico para hacerle saber acerca de las tareas y el progreso de su hijo. Antes, yo no tenía el mismo acceso, pero ahora lo tendré cuando empiece la escuela”, dijo.

Los West Bluffs son las primeras 1.300 familias locales en viviendas de protección oficial que han recibido el acceso gratuito a Internet. A nivel nacional el programa llegó a 275 mil personas.

“Para demasiadas familias de bajos ingresos, y especialmente para los niños de bajos ingresos, el conectarse a la Red sigue siendo sólo una aspiración. Estamos ayudando a cambiar eso a través ConnectHome. Queremos darle acceso a cada familia en los Estados Unidos”, dijo Castro.

Un estudio nacional llamado ¿Oportunidades para todos? Tecnología y aprendizaje en familias de bajos ingresos, realizado por la Universidad de Rutgers y el Centro Joan Ganz Cooney, revelaron diferencias étnicas sustanciales, indicando que las familias inmigrantes hispanas están menos conectadas que otras familias.

Uno de cada cinco padres hispanos inmigrantes no están en línea en absoluto. Cuatro de cada diez padres inmigrantes hispanos reportan acceso a Internet solamente a través del móvil. De las familias de ingresos bajos con sólo el acceso móvil, alrededor de tres de cada diez dicen que han llegado a sus límites de datos, lo que crea cuentas más altas y pérdida de servicio debido a la falta de pago.

El juez provisional Scott Wagner, habló en la conferencia de prensa, haciendo hincapié en la importancia del acceso a Internet para todos.

“Los sueños que jamás podrían haberse realizado están un poco más cerca de ser cumplidos porque tienen acceso a Internet en su casa. Se trata de una herramienta que les ayudará a convertirse en futuros ingenieros. Aquí podríamos tener un futuro presidente o secretario, y con ésta oportunidad, de continuar su educación en sus hogares, su futuro es brillante”, dijo Wagner.

El ingreso promedio de las familias de West Bluffs es de menos de $10 mil al año. Más de la mitad de los residentes son niños en edad escolar.

“El tener acceso a Internet en sus hogares no sólo les ayudará a aprender, sino que se pueden conectar a toda nuestra comunidad, nuestra ciudad y nuestro país. Lo más importante para los niños es la conexión con las escuelas. Cada tarea, ya sea si se encuentra en grados K-12, los maestros les dicen a los estudiantes que recurran al Internet y ahora pueden hacerlo desde sus propios hogares, aquí, en West Bluffs”, dijo Ed Lowndes, director ejecutivo de Autoridad de Vivienda de Kansas City.

La residente Shaunte Mack está entusiasmada con tener Internet en su casa. Antes de Google Fiber, tenía que caminar una milla a la biblioteca local con sus nietos en edad preescolar para ayudarles con la tarea.

“Estarán emocionados cuando se bajen del autobús escolar y puedan venir a mi casa y hacer sus tareas. Puedo ayudarles con su tarea y preparar la comida a la vez. Estoy muy emocionada de que se ofrezca este servicio aquí”, dijo Mack.

Actualmente, ella no tiene una computadora en su casa, confiando en su teléfono celular para su conexión a Internet.

“Tengo la intención de tomar ventaja y conseguir un ordenador, y asistir a las clases aquí, para aprender completamente sobre el uso de Internet”, dijo Mack.

Tanto Butler como Mack han sido seleccionadas para el programa ConnectedNeighbors. Ellas se han puesto de acuerdo para ir de puerta en puerta en la comunidad de West Bluffs y hablar sobre el libre acceso a Internet y promoverlo entre sus vecinos.

Como parte de ConnectHome, en el salón comunitario en West Bluffs, estará disponible un laboratorio de informática con ocho ordenadores para que los niños y las familias lo puedan utilizar.

El equipo está siendo suministrado por Connecting for Good, una agencia sin fines de lucro que comenzó en 2011. Una de las creencias fundamentales de la organización es que “la educación es el factor número uno que saca a las personas de la pobreza”.

Una coalición de agencias y empresas locales están trabajando con ConnectHome, para ayudar a los residentes a recibir capacitación en tecnología y a que tengan el acceso a ordenadores personales a bajo costo.

“Se necesita un equipo, para hacer que esta oportunidad se convierta en una realidad para las familias que lo necesitan”, dijo Castro. “Sabemos lo importante que es para todos los niños el tener una acceso justo a las oportunidades en el siglo 21”.

Hispanic News tuvo la oportunidad de preguntarle a Castro sobre los rumores de que él es un posible compañero de fórmula para uno de los candidatos demócratas.

“He escuchado los rumores de que mi nombre está siendo considerado, pero no tengo planes de postularme. En este momento, cuando mi mandato haya terminado, tengo la intención de regresar a Texas”.