d
aboutnewssportsvvvarchivekchpcontact
dquiénes somosnoticiasanunciosarchivocontactod

Estudiantes celebran el Mes de la Herencia Hispana con una protesta simulacro

Caminando en un amplio círculo y con las pancartas en alto, los estudiantes desde jardín de niños hasta quinto grado de la escuela Primaria Caruthers, ubicada en la calle 11 y Waverly en Kansas City, Kansas realizaron una protesta simulacro en honor de César Chávez y el Mes de la Herencia Hispana.

Los estudiantes golpeaban con sus pies el patio de asfalto negro, mientras llevaban pancartas en protesta a los salarios injustos y gritaban “Si, se puede” y “Huelga” afuera de la escuela primaria, la semana pasada.

Yadirs Hernández estaba feliz de estar afuera en el patio en protesta por una buena causa. Ella sentía que era una importante lección el aprender acerca de Chávez y los trabajadores migrantes.

“Aprendí cómo fueron mal tratados y cómo no se les dio un salario equitativo o agua limpia”.

La maestra de tercer grado, Lisa Young, ha organizado la protesta simulacro durante los últimos diez años. Cuando empezó el proyecto, ella tuvo a dos grupos participando, pero hoy en día es un evento para toda la escuela. Ella también invita a los padres a participar y espera que el próximo año los integrantes de la comunidad se unan a ellos para celebrar el Mes de la Herencia Hispana.

Young usa la historia de César Chávez para mostrar a los estudiantes que los problemas se pueden resolver a través de palabras y no de la violencia. Para celebrar el Mes de la Herencia Hispana, todos los profesores de la escuela eligieron un tema que se relaciona con el trabajo y la vida de Chávez.

“Quiero que los niños aprendan sobre su historia y, les muestro que César Chávez fue un activista, que transformo una injusticia en la sociedad por un resultado positivo, y fue con el uso de sus palabras, no las acciones violentas”, dijo Young.

Ella encontró el libro, Cosechando Esperanza: La historia de César Chávez y lo utiliza como una herramienta de aprendizaje en los salones de clases cada año.

“Después de leer la historia, empecé a pensar que mi clase podría aprender de esto. Podríamos hacer pancartas y realizar una protesta, como lo hizo para ayudar a los trabajadores agrícolas migrantes “, dijo Young.

Young hizo que los estudiantes recrearan la marcha protesta pacífica de 340 millas que Chávez realizó en 1965. Aunque la marcha de los estudiantes alrededor de la zona de juegos no es tan larga como la de Chávez, ellos caminan el tiempo suficiente para darles la idea de los pasos de Chávez y la caminata de los manifestantes, y cómo sus voces combinadas hicieron una diferencia.

Al prepararse para la protesta simulacro, los profesores y los estudiantes analizan las palabras clave, como la empatía y la compasión.

“Ellos tienen empatía por cómo se trataba a las personas. Incluso nuestros pequeños del jardín de niños entienden que no era lo correcto”, dijo Young.

Muchos de los estudiantes de la Primaria Caruthers son bilingües. Young habla con los estudiantes acerca de cómo siendo un joven, a César Chávez no se le permitió hablar español en la escuela y si lo hacía, era objeto de burlas e intimidado por hablar un idioma diferente.

“Hablamos de, ‘¿y si te escucho hablar español y me enojo porque lo hiciste? Entonces hago que dejes de hablar español, eso no estaría bien ¿verdad? ‘Ellos pueden entender lo que se sentiría si les decimos a ellos ‘no español’”, explicó Young.

  “Espero que al hacer esto y mostrarles que un hombre fue capaz de resolver una injusticia con palabras y no con la violencia, esto puede inspirar a que aprendan a hacer lo mismo”, ella dijo.