d
aboutnewssportsvvvarchivekchpcontact
dquiénes somosnoticiasanunciosarchivocontactod

Recaudación De Fondos Ayudará A Restaurar El Centro Franklin

El Centro Franklin, un icono histórico en la sección oriental del barrio de Argentine, en la calle 14 y la avenida Metropolitan, en Kansas City, Kansas, ha sido durante mucho tiempo un lugar que trajo a vecinos e hijos juntos. El edificio ha estado en la comunidad durante 117 años, y sirvió como una escuela y un centro comunitario. Después de que los últimos inquilinos abandonaron el edificio hace unos tres años, los vándalos comenzaron a destruir el exterior e interior del edificio.

Los vecinos que viven alrededor del centro no querían verlo derribado. Querían verlo permanecer en su comunidad y servir como un centro comunitario, una vez más.

Respirando vida nuevamente, dentro de los 117 años de edad del edificio, está un grupo de vecinos que organizaron el Comité Amigos del Centro Franklin. Ellos no tienen miedo de la ardua labor que se necesitará para restaurar el edificio. El grupo fue capaz de adquirir el edificio con la condición de que su operación siga siendo sin fines de lucro.

El comité de base, ha estado trabajando duro los últimos dos años en obtener los fondos que necesitan, para el trabajo de renovación y que se completará en el sitio.

Ruperto Aguirre, presidente de Amigos del Centro Franklin, y coordinador para el segundo festival anual Centro Franklin, ha anunciado que “Fiesta Del Barrio” se llevará a cabo en los terrenos del centro, el sábado 30 de agosto, de 10 a.m. a 7 p.m.

La entrada es gratuita, con entretenimiento en vivo por Frost and the Cold Blues Band, Sandra “La Voz Romantica”, DJ Edmund “Tejano & Latin Mix”, Maggie Ramírez Danza Guadalupana; de seis años de edad, Cassandra Orozco, un espectáculo de magia e ilusión y Karino Band.

Christina Parra y su esposo Martín están esperando la Fiesta. Ellos han vivido en frente del Centro Franklin durante más de ocho años. Ella ha visto caer víctima del vandalismo al edificio.

“El Centro Franklin de hoy es mucho más limpio y más seguro para los niños que viven cerca,” dijo ella.

En octubre pasado, los Amigos de Centro Franklin celebraron su primer festival, para ayudar a recaudar fondos para las renovaciones. El edificio fue colocado en el registro nacional de edificios históricos y la recién formada Junta de Amigos del Centro Franklin fue capaz de recibir subvenciones para ayudar con las reparaciones.

“Nuestro objetivo de la fiesta es para recaudar fondos que pondremos de nuevo en las renovaciones del edificio. Queremos añadir un ascensor al edificio. Planeamos reabrir las puertas del edificio en 2016, como un centro comunitario y, espero que también podamos tener un café de vuelta dentro de él”, dijo Aguirre.

Parra y su familia están esperando la gran reapertura del edificio. Mientras tanto, ella está feliz de ver que el edificio y los terrenos circundantes se mantienen en buena condición.

“Con el transcurso de los años, el Centro Franklin ha ayudado a la comunidad y a los niños a divertirse. Los niños juegan en el patio y no en la calle. Hay un montón de coches que circulan alrededor del edificio, así que es más seguro que jueguen en la propiedad de Franklin. Estoy encantada de que los niños tengan un lugar para jugar”, dijo.

Aguirre tiene un gran cariño por los niños del vecindario. “Siempre quiero hacer algo por ellos. Con la pérdida del centro comunitario, los niños no tenían algún lugar para ellos, donde asistir a las actividades aquí, en el lado oriental de Argentine”.

Algunos niños pueden haber estado aburridos y sin programas organizados o un lugar para jugar, dijo Aguirre, hasta que algunos tuvieron un comportamiento destructivo y comenzaron a romper las ventanas en el edificio.

“Algunos de los niños que comenzaron a destruir esta propiedad han regresado y están ayudándonos a limpiar. Este edificio es importante para las personas de la comunidad. Tener a esos niños de regreso y que nos ayuden a arreglarlo, el pintar los señalamientos, espero que les enseñe a los niños a ser respetuosos con la propiedad”, dijo.

El respirar vida de nuevo, en el Centro Franklin, es una logro importante para la junta. El edificio necesita nueva plomería, electricidad, calefacción, pisos y ventanas. El costo de la renovación es de aproximadamente $2.5 millones para el exterior e interior.

Voluntarios de la comunidad junto con estudiantes de Kansas City Kansas Community College, han estado trabajando codo a codo para limpiar los terrenos y el interior del edificio, para que la gente sea capaz de hacer un recorrido por Franklin durante la fiesta.

Los niños de la comunidad se han dado cuenta de los esfuerzos para restaurar el edificio y como vienen a los jardines para jugar, recogen la basura para ayudar a Aguirre y los integrantes de la junta mantienen el área limpia.

“Hemos estado llevando a cabo las noches de cine, aquí en los terrenos, durante los viernes para los niños y sus familias. Tenemos aquí torneros de patear la pelota y de baloncesto. Los niños también se han ofrecido como voluntarios durante la fiesta. Veo orgullo en los niños cuando vienen a ayudar”, dijo Aguirre.